Finaliza la primera anualidad del proyecto PARK RISK “Desarrollo de metodologías para la evaluación de áreas de juego libre e inclusivo”

El objetivo del proyecto ha sido establecer la base para el desarrollo de áreas de juego libres e inclusivas, que cumplan además con los requerimientos de seguridad y accesibilidad garantizando el juego libre y evaluando el riesgo beneficioso para los niños. Dentro de la anualidad de 2018 del proyecto PARK RISK se han determinado los peligros que nos podemos encontrar dentro de las áreas de juego libre, qué lesiones pueden ocasionar y cómo podemos disminuir el riesgo.

En esta anualidad del proyecto se han llevado a cabo las siguientes tareas:

– Se ha realizado una revisión bibliográfica en el ámbito europeo e internacional sobre la evaluación de seguridad en entornos de juego. Se han determinado los diferentes tipos de riesgo, definiendo qué es un riesgo beneficioso y cuál no es beneficioso para el juego del niño.

– Como segunda tarea se ha realizado una búsqueda de diferentes entornos de juego, cuyos equipamientos y entornos pueden presentar riesgos que no se encuentran cubiertos por las normativas europeas de aplicación, ya que son productos diseñados mediante la utilización de materiales reciclados, o son equipamientos diseñados a medida y no definidos, como por ejemplo los columpios, toboganes, balancines, etc. Los entornos definidos han sido:

  • Áreas lúdicas en guarderías y escuelas.
  • Áreas recreativas en hoteles y lugares de ocio.
  • Zonas de juego públicas.

– Para finalizar, se han determinado los peligros que pueden existir en los entornos de juego y equipamientos, y el tipo de lesión que éstos pueden presentar.

Una vez definidos los peligros y el tipo de lesión que los diferentes equipamientos de juego y/o entornos pueden presentar, durante la segunda anualidad 2019, se investigarán los beneficios de dichos peligros, cómo minimizar ese riesgo y cuáles deben evitarse.

Adicionalmente, se prevé desarrollar una matriz de peligros y beneficios con el fin de poder evaluar el riesgo, y desarrollar una metodología de evaluación. El objetivo es llevar a cabo las evaluaciones en los entornos infantiles estudiando, tanto el entorno, como todos aquellos elementos que pueden incitar al juego, tanto si es con un uso de juego previsible o no, ya que los usuarios juegan de acuerdo a sus necesidades y motivaciones.

Para completar toda esta información se pretende elaborar una guía que proporcione las pautas de desarrollo de áreas de juego seguras y desafiantes a las empresas de la Comunidad Valenciana, y que les permita desarrollar entornos “seguros”.

Este proyecto se encuentra dentro del programa “Línea GVA” que tiene como fin de potenciar la capacidad y actividad de AIJU para desarrollar excelencia en materia de I+D, difundir los resultados de las investigaciones realizadas y facilitar e impulsar la transferencia de conocimiento a las empresas de la Comunidad Valenciana.

Más info: Encarna Alemañ – fisicosparques@aiju.info