"El objetivo principal del proyecto es el diseño, fabricación y lanzamiento al mercado de un cartucho de escopeta de caza innovador y ecológico con componentes (el taco) hidrosolubles y biodegradable. De forma general, el taco se desplaza durante el disparo unos 50 a 80 metros, lo cual los hace muy difícil de recuperar a pesar de la concienciación medioambiental de los cazadores. Este taco, fabricado en Polyvinyl alcohol (PVOH), es soluble en agua, biodegradable y eco-compatible, lo cual minimizará el impacto medioambiental de las actividades de caza."

Han colaborado