"Existe cierta incertidumbre cuando un diseño pasa a la fase de fabricación, ya que no se puede asegurar que las características elegidas del diseño (como material y forma) son las adecuadas para el producto final.Con mayor frecuencia de la deseada se producen roturas de partes del juguete por no haber estudiado las partes más débiles de las piezas y haber definido las condiciones de contorno que afectan a cada pieza en su utilización por el niño.Esta situación crea una mala imagen a la empresa, puesto que el juguete no cumple con las expectativas del niño como usuario final. Ante este hecho, las empresas aplican un sobredimensionado general de las piezas, que se traduce en un excesivo empleo de materiales, que crea problemas adicionales en el proceso de fabricación y en definitiva, pérdida de dinero por no optimizar el diseño de sus productos.Dado que los juguetes en los que más relevancia se da este hecho son los denominados juguetes de actividad para uso doméstico de interior y exterior, se ha desarrollado este proyecto para abordar esta problemática proponiendo el uso de herramientas avanzadas de simulación CAE que permitan optimizar los diseños y adecuar el diseño a las expectativas mediante herramientas que permitan verificar la ergonomía, evitando sobredimensionados de espesores, proponiendo mejoras en la fabricabilidad, optimizando el diseño para cada tipología de material a emplear, mejorando de esta forma la calidad de los productos, la adecuación y durabilidad, y posibilitando la mejora del producto final desde la etapa del diseño. Todo ello se aplica sobre el 3D antes de pasarlo a la fase de producción."

  • Fecha de inicio: ene-08
  • Duración: 12 meses
  • Estado: En marcha
  • Financiación: IMPIVA
  • Contacto: Patricia Limiñana

Financiado por